\n\n\n\n

De verdad que surge de una broma en San Miguel de Allende, la estábamos pasando tan bien haciendo la primera película, que decíamos hay que hacer una segunda parte, ‘sí pero ahora vámonos a la playa, y así surge de plano, surge de la necesidad o de las ganas de volver a trabajar juntos, de volver a reunirnos y convivir para un proyecto similar”, agregó Raúl Martínez.

\n\n\n\n

Michelle Castro se une al equipo de producción de esta secuela como director de fotografía y relata el reto de hacer una película en la playa bajo la misma línea que se vio en San Miguel de Allende.

\n\n\n\n

Obviamente, pues traté de brincarle al proyecto de la manera más respetuosa posible, que ya venía de una primera parte, entonces tratamos de si mantenerle un poco el lenguaje, hay también algunos tonos que cambian, nada más para diferenciar los espacios, estuve también en comunicación con el hermano de Raúl para poder mantener un look”, puntualizó Michelle Castro, director de Fotografía.

\n\n\n\n\n\n

De verdad que surge de una broma en San Miguel de Allende, la estábamos pasando tan bien haciendo la primera película, que decíamos hay que hacer una segunda parte, ‘sí pero ahora vámonos a la playa, y así surge de plano, surge de la necesidad o de las ganas de volver a trabajar juntos, de volver a reunirnos y convivir para un proyecto similar”, agregó Raúl Martínez.

\n\n\n\n

Michelle Castro se une al equipo de producción de esta secuela como director de fotografía y relata el reto de hacer una película en la playa bajo la misma línea que se vio en San Miguel de Allende.

\n\n\n\n

Obviamente, pues traté de brincarle al proyecto de la manera más respetuosa posible, que ya venía de una primera parte, entonces tratamos de si mantenerle un poco el lenguaje, hay también algunos tonos que cambian, nada más para diferenciar los espacios, estuve también en comunicación con el hermano de Raúl para poder mantener un look”, puntualizó Michelle Castro, director de Fotografía.

\n\n\n\n\n\n

De verdad que surge de una broma en San Miguel de Allende, la estábamos pasando tan bien haciendo la primera película, que decíamos hay que hacer una segunda parte, ‘sí pero ahora vámonos a la playa, y así surge de plano, surge de la necesidad o de las ganas de volver a trabajar juntos, de volver a reunirnos y convivir para un proyecto similar”, agregó Raúl Martínez.

\n\n\n\n

Michelle Castro se une al equipo de producción de esta secuela como director de fotografía y relata el reto de hacer una película en la playa bajo la misma línea que se vio en San Miguel de Allende.

\n\n\n\n

Obviamente, pues traté de brincarle al proyecto de la manera más respetuosa posible, que ya venía de una primera parte, entonces tratamos de si mantenerle un poco el lenguaje, hay también algunos tonos que cambian, nada más para diferenciar los espacios, estuve también en comunicación con el hermano de Raúl para poder mantener un look”, puntualizó Michelle Castro, director de Fotografía.

\n\n\n
Publicado enCine

Don Servando está de regreso con su nueva “familia” a la que se adaptó y vivirá ‘Una Navidad no tan Padre’

La historia de Don Servando y la “familia” de su hijo Fran, personajes de Héctor Bonilla y Benny Ibarra, aún no ha concluido, pero con un toque del espíritu navideño y acompañado de un gran elenco llega ‘Una Navidad no tan Padre’. “Aquí aunque creímos que Don Servando ya había terminado de aprender, nos damos […]