En Inglaterra, hay una nueva forma de entrenar y es usando zombies como rivales.

Kyle Walker puso a Vincent Janssen y Kevin Nkodou a quitarse de encima a zombies durante el entrenamiento utilizando balones. La idea era que se aprendieran a deshacer mucho más rápido del balón y al parecer no lo lograron. Después de llevarse varios sustos, todo terminó en una persecución digna de una serie de televisión de muertos vivientes.

Fuente: Youtube