El astro brasileño, Ronaldinho, disputó un partido amistoso en Costa Rica con las leyendas del futbol del país.

Dinho jugó los dos tiempos de 45′, de un lado cada uno, marcando un golazo.

Pero más allá del partido, lo que realmente llamó la atención fue el gesto del futbolista.

El brasileño rompió con los protocolos al abrazar a un aficionado que se metió a la cancha para abrazarlo. El aficionado no lo encontraba en el terreno de juego, pero el jugador hizo que personal de seguridad no sacara al hombre de la cancha, pidió regresaran al aficionado abrazarlo.