Roger Waters se une a una banda palestina para protestar contra Trump / Fuente: Instagram

Si de manifestar se trata muchos artistas han buscado la forma adecuada de hacerlo, y es por medio de cintas cinematográficas, canciones, libros y cosas similares para demostrar que alguien se encuentra en desacuerdo como es el caso de Roger Waters se une a una banda palestina para protestar contra Trump.

Roger Waters se une a una banda palestina para protestar contra Trump / Fuente: Instagram

La leyenda del rock Roger Waters se unió a artistas palestinos en una nueva canción en respuesta a la decisión de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

Sobre la música de los laúdes árabes de Le Trio Joubran, una de las bandas más conocidas de música palestina tradicional, Waters recita versos de Mahmud Darwish, considerado el poeta nacional palestino y fallecido en Texas en 2008.

Le Trio Joubran, una de las bandas más conocidas de música palestina / Fuente: Facebook

El poema de Darwish, “The Red Indian’s Penultimate Speech to the White Man” (El penúltimo discurso del piel roja al hombre blanco) habla sobre de un indígena estadounidense que lamenta los asentamientos que alterarán su tierra para siempre, con claros paralelos a los palestinos e Israel.

“¿Dónde, oh amo blanco, estás llevando a mi gente… y a los tuyos?”, recita el roquero británico en la traducción al inglés de los versos.

Waters, más conocido como un exintegrante de Pink Floyd que concibió la ópera rock “The Wall”, es desde hace tiempo un gran defensor de la causa palestina y ha indignado a los israelíes al liderar llamados a un boicot cultural contra Israel.

Le Trio Joubran, integrado por los hermanos Joubran, escribió en Facebook que la canción, titulada “Supremacy” (Supremacía), fue concebida como una respuesta a Trump. Y añadieron las etiquetas #Jerusalen #CapitaldePalestina.

En una decisión inédita en el ámbito internacional, Trump decidió reconocer a Jerusalén como capital de Israel y ordenó la instalación de la embajada estadounidense, que estaba en Tel Aviv, en la ciudad sagrada capturada totalmente por los israelíes en la Guerra de los Seis Días de 1967. Su decisión fue secundada por Guatemala y Honduras, los únicos en Latinoamérica que la apoyaron.

Estados Unidos planifica abrir su embajada en Jerusalén en mayo para marcar el 70 aniversario de Israel, una decisión que deleita al Estado judío pero enfurece a los palestinos, que se refieren a la creación de Israel como “Naqba”, o “día de la catástrofe”.

Sin embargo, de acuerdo a expertos, la decisión del presidente estadounidense, no responde tanto a deliberaciones estratégicas sobre la paz en Oriente Próximo como a motivos de política interna y a las presiones de sectores religiosos en Estados Unidos