Un panel encargado de definir las reglas del futbol debatirá la posibilidad de que los partidos sean de 60 minutos en los cuales se detendrá el balón cuando no esté en juego.

La propuesta figura en un documento sobre la estrategia a cinco años para alcanzar tres metas en el fútbol: fomentar un ambiente de respeto, evitar la pérdida de tiempo en los partidos y hacer que el deporte resulte más atractivo.

“El objetivo de este documento es generar una discusión y dar un nuevo vistazo a la forma en que las reglas pueden mejorar este deporte”, indicó la IFAB en un documento titulado “¡Juega Limpio!”

Cualquier cambio tardaría años en implementarse y tendría que seguir a discusiones y pruebas supervisadas por la IFAB, encargada de revisar cada año las reglas del futbol.