Nobel de la Paz 2018

La violencia sexual ha sido uno de los temas más polémicos que han impacto a la sociedad mundial, por lo que no es de sorprenderse que el Premio Nobel de la Paz 2018 fuera otorgado a dos activistas que buscan erradicar este fenómeno.

La violencia de género sucede desde hace mucho tiempo, no obstante, a partir de que varias artistas denunciaron casos de abuso sexual por parte del ex productor Harvey Weinstein, personas alrededor del planeta han alzado la voz contra estas agresiones.

Así que los organizadores de estos prestigiosos premios decidieron reconocer el trabajo del ginecólogo Denis Mukwege y a la ex esclava sexual del grupo Estado Islámico (EI), Nadia Murad quienes han combatido la violencia de género.

Fuente: AFP

Ambos fueron recompensados “por sus esfuerzos para poner fin al uso de la violencia sexual como arma de guerra”, dijo la presidenta del Comité Nobel, Berit Reiss-Andersen.

Pero, ¿qué hicieron estas dos personas para recibir un Nobel?

“Denis Mukwege ha dedicado toda su vida a la defensa de las víctimas de violencia sexual cometida en tiempos de guerra. Nadia Murad es el testigo que relata los abusos sufridos, contra ella y contra otros”, explicó Reiss-Andersen.

El medico de 63 años ha tratado a aproximadamente a 50.000 víctimas de violaciones en el hospital de Panzi que fundó en 1999 en Bukavu, en el este de la República Democrática del Congo (RDC).

Denis Mukwege. Fuente: AFP

En el documental ‘El hombre que repara mujeres’, explica que este tipo de violencia es usa como una arma de destrucción masiva, por lo que se tiene que erradicar estas prácticas.

Por su parte, Nadia Murad que pertenece a la comunidad yazidí y como miles de mujeres de ese lugar, fue una esclava sexual del Estado Islámico, hasta que logró huir en el 2014, sin embargo este grupo asesinó a toda su familia.

Años después se convirtió en embajadora de la ONU para la dignidad de las víctimas de tráfico humano, además que lucha para que la violencia contra los yazidí sean considerada genocidios.

Nadia Murad. Fuente: AFP

“Nunca se acostumbra una a contar su historia, porque se revive cada vez” confiaba en su libro, “para que yo sea la última”. Pero “mi historia, relatada honesta y prosaicamente, es el arma más eficaz que tengo para luchar contra el terrorismo, y tengo la intención de hacerlo hasta que estos criminales sean juzgados”.

Denis Mukwege y Nadia Murad se repartirán el Nobel de la Paz 2018, que consiste en un diploma, una medalla de oro y un cheque de 9 millones de coronas suecas ( 990,000 dólares), que se les entregará en Oslo el próximo 10 de diciembre.