Este caso de abandono animal ha conmovido a los usuarios de redes sociales, luego de que una mujer publicara el antes y después de Lazarus, un perro que sobrevivió a seis años de encierro en un establo.

Se necesitaron a siete personas para sacar al perro de la granja y llevarlo hasta la casa de Amanda Brooke Charsha-Lindsey, la mujer que publicó las imágenes del can, y que señaló que el rescate se realizó gracias a la fundación Big Fluffy Dog, de Tennessee.

Lo que a primera vista más impactó de Lazarus fue la enorme cantidad de pelo que de manera urgente necesitaba ser cortado, y que aparentemente no se hacía desde que fue dejado al olvido en el establo.

Tras cortarle el cabello se sacaron más de 15 kilos de pelo, según señala la prensa estadounidense. Tal como ha declarado Charsha-Lindsey, Lazarus se encuentra en un hogar temporal en Virginia, donde se le está rehabilitando para estar en condiciones de ser adoptado por una familia de forma definitiva. El can es extremadamente tímido y requiere fortalecer su cuerpo con paseos y ejercicios, ya que en el establo no tenía todo el espacio que requería para moverse.

Los amos del perro padecían una enfermedad terminal y al ser rescatado no presentaba signos de golpes o abusos. Ahora este can está en busca de un nuevo hogar.