Las tragedias pueden a unir a las personas de diferentes formas, como es el caso de los ingleses que residen en Manchester quienes se han estado tatuando una abeja por el atentado terrorista del pasado 22 de mayo en el concierto de Ariana Grande.

De acuerdo con la historia de la ciudad de Inglaterra, ésta fue el centro de la revolución industrial, por lo que la abeja representa la mano de obra pero ahora se ha convertido en un símbolo de unificación.

El insecto ha estado “polinizando”  las redes sociales principalmente Instagram, donde usuarios han compartido las fotos de sus tatuajes y dar mensajes de aliento.

Además, los compañías de tatuajes de Manchester se han unido  a la causa y este próximo 28 y 29 de mayo, todas las ganancias que se recauden por este símbolo serán donadas a la familias de las víctimas del atentado terrorista.