El grupo extremista Estado Islámico (EI) tendría en su poder al menos 11 mil 100 pasaportes sirios en blanco que podrían ser utilizados para infiltrar a sus milicianos en el extranjero para cometer atentados, informó hoy el diario alemán Bild en su edición dominical.

El EI habría logrado hacerse con ese volumen de pasaportes sin nombre, pero las fuerzas de seguridad alemanas conocen el número de serie y la Policía Criminal Federal (BKA) sigue su pista, ya que existe la posibilidad de que el grupo yihadista trate de infiltrar a sus combatientes en países como Alemania, según el rotativo.

Los investigadores han reunido una lista de números de serie de los pasaportes en blanco y las autoridades que las emitieron, agregó Bild, citando documentos confidenciales de la policía federal y el Ministerio del Interior.

Los pasaportes robados son auténticos documentos de identidad que aún no han sido llenados con los detalles de una persona, por lo que las autoridades alemanas temen que puedan ser utilizados para atraer posibles atacantes a Europa.

El Bild recordó además que en 2016 el Departamento para Migración y Refugiados (BAMF) llegó a interceptar ocho mil 625 pasaportes falsos entre los peticionarios de asilo registrados en Alemania.

Sin embargo, ese grupo no se incluyen documentos sospechosos de haber sido falsificados por el EI, ya que no corresponden al número de serie detectado.