La automotriz alemana BMW confirmó que abrirá su planta en San Luis Potosí para abril de 2019, en contraste con la automotriz Ford que canceló la fábrica que planeaba abrir en ese estado mexicano.

Hermann Bohrer, CEO y presidente de la planta BMW en San Luis Potosí, señaló que la inversión será de 6.5 millones de dólares para la construcción de esta planta que será un Centro de Entrenamiento para dar constante capacitación a empleados que ingresarán a la fábrica.

Estará hecha con una planta de energía solar, la cual servirá para alimentar el 100% de las necesidades de electricidad, lo que la hará la construcción más innovadora de la marca.

En el terreno será construido también un pozo de agua y una planta tratadora de agua, una fábrica de aprendizaje, oficinas administrativas, de ensamblado, pintura y carrocería.

La primera producción de la planta sería para los vehículos Serie-3, con una tecnología de punta y moderna.