Foto: Irmonline.com

Spider-Man: Homecoming se ha convertido en la película que más taquillera en Norteamérica, ya que durante su primer fin de semana recaudó 117 millones de dólares únicamente en las salas de los Estados Unidos y Canadá.

Esta cinta perteneciente al Universo Cinematográfico de Marvel fue muy bien recibida tanto por la audiencia como por la crítica, pese a ser la tercera versión del arácnido en 15 años, esta vez protagonizada por Tom Holland y con la participación de Robert Downey Jr en el papel de Tony Stark/Iron Man.

En segundo lugar en taquilla quedó Mi Villano Favorito 3, quien en semanas pasadas estaba en el primer sitio, y en tercer lugar Baby Driver, película donde participa la mexicana Eiza González.