La baladista inglesa Adele, una de las artistas más vendidas del siglo XXI, dijo que podría retirarse de las actuaciones en vivo mientras concluye una amplia gira.

La cantante de 29 años agradeció a los fans en un mensaje el jueves por la noche en el Wembley Arena de Londres, donde está presentando los cuatro conciertos finales de una gira mundial de 123 fechas.

“Hacer giras es algo peculiar. No va muy bien conmigo”, contó en una nota manuscrita incluida en el programa del espectáculo, que varios fans publicaron en las redes sociales.

London / Wembley Stadium / Jun 29

Una publicación compartida de Adele (@adele) el

“Soy muy casera y disfruto tanto las pequeñas cosas. Además, soy dramática y tengo una pésima historia con las giras”, escribió.

“Quería que mis últimos conciertos fueran en Londres porque no sé si alguna vez volveré a hacer una gira, así que quiero tener mi última vez en casa”, añadió.

Adele ha desafiado las fórmulas del pop ganando fanáticos a través de baladas tristes y nostálgicas como “Someone like you” y “Hello”, de los exitosos álbumes “21” y “25”.

Más de una vez confesó que padece pánico escénico. De hecho, desapareció del foco público durante varios años, durante los cuales tuvo un hijo, antes de lanzar “25” en 2015.

London / Wembley Stadium / Jun 28

Una publicación compartida de Adele (@adele) el

Pero ha seguido llenando estadios, que se han convertido en lugar común para las estrellas pop de primer nivel.

Con su gira visitó Europa, Norteamérica, Australia y Nueva Zelanda.

En Los Ángeles, rompió un récord al agotar las entradas de ocho conciertos consecutivos en el Staples Center.