La cantante Adele detuvo su concierto en Sidney, Australia debido a que unos de sus fans se colapsó durante el evento, “lo siento mucho pero alguien está lastimado y tengo que checar si está bien”.

Fuente: Getty

Además, la británica inició el concierto 30 minutos después de enterarse del tráfico que había para llegar al lugar, esto gracias a que una de sus fans le escribió un twit que decía: “Adele hay alguna oportunidad de que puedas retrasar el concierto hoy como una hora. El tráfico está terrible y la mitad de tu público está aquí”.

Así que si la interprete de “Hello” no hubiera empezado tarde, el concierto solo lo hubiera presenciado el 35%.