La cantante británica Adele anuló los dos últimos conciertos de su gira mundial, el sábado y el domingo en el estadio de Wembley, en Londres, debido a una problema en las cuerdas vocales.

Después de otros dos conciertos, el miércoles y el jueves también en Wembley ante unas 100.000 personas, la estrella de 29 años tenía previsto poner fin así a un tour de 123 fechas.

Adele en un mensaje publicado en las redes sociales la madrugada del sábado indica que las dos últimas noches en Wembley han sido los mayores y mejores espectáculos de su vida. Pero que luchó vocalmente las dos noches. Y tuvo que esforzarme mucho más de lo normal.

El jueves por la noche en Wembley, Adele dio ya a entender que podría dejar los escenarios después de esta gira.